Desde este lado

Ramón Amarilla: “Lo único que nos motiva es que no podemos saldar nuestras deudas”

Provinciales miércoles 19 de octubre de 2022

El Vocero Delegado de la URI de Posadas, Suboficial Mayor Retirado Ramón Oscar Amarilla, celebró el acuerdo salarial de los trabajadores de las fuerzas de seguridad de la provincia y agradeció el apoyo de las bases en todo el territorio y al delegados de Chaco y Corrientes que vinieron hasta Posadas para apoyar la lucha salarial.

El aumento aplicado a la Policía de Misiones es de un 40%. El 32% será concretado en octubre y el 8& restante en noviembre.

Un agente de policía que estaba cobrando 105 mil pesos, en octubre-noviembre pasará a cobrar 22.384 pesos más de bolsillo. Un agente de policía quedará en entonces con un sueldo estimado en 127.384 pesos de bolsillo.

Un oficial mayor sumará a su sueldo actual 40.064 pesos, mientras que un comisario cobrará un agregado de 42.431 pesos. Un comisario Inspector percibirá un sueldo aumentado en 47.149 pesos.

El Suboficial Mayor Retirado, Ramón Oscar Amarilla, dialogó esta mañana con Radio Lateral y expresó su tranquilidad por haber alcanzado, a través de la Mesa de Diálogo Policial y Penitenciaria, un acuerdo del 40% de aumento para los trabajadores de ambas fuerzas.

Amarilla, Vocero de la Unidad Regional Uno de Posadas, agradeció la visita de sus pares de Corrientes y Chaco, quienes se acercaron a Posadas para acompañar la lucha salarial de la policía misionera. Además, recibieron el apoyo de la Policía de Río Negro y de Buenos Aires.

Desde las 9 de la mañana de martes, representantes de la Mesa y del Gobierno se convocaron en la Escuela de Policía para buscar consensos en torno al aumento que desde las bases policiales venían reclamando. Ramón Amarilla, agradeció la presencia de colegas de Iguazú, Eldorado, Puerto Libertad, Wanda, Oberá, Montecarlo, Puerto Rico, Apóstoles, Azara, entre otros. “Les tengo que agradecer el acompañamiento y la confianza que han tenido, y a las familias, porque las familias han acompañado y eso en esta lucha es muy importante”, sostuvo.

También advirtió que, desde el Gobierno provincial, de arranque, intentaron otorgarles un aumento del 10% como ocurrió con otros sectores de la administración pública que continúan en lucha, pero, desde las bases, solicitaron permanentemente que la Mesa de Diálogo no firmara nada hasta tanto sean las propias bases policiales y penitenciarias quienes avalaran la aprobación.

A su vez, Amarilla apuntó que los índices inflacionarios que sacuden en este tiempo a los trabajadores no pueden pagarlo con más ajuste, por lo que reclamo que el oficialismo tenga coherencia para brindarle a otros sectores también, paritarias al alza. “Yo creo que el gobierno tiene que rever esta situación y ver a la gente misionera, a la gente que está acá en la provincia. Porque el Gobierno (provincial) sale a decir que tenemos superávit de recaudación y después se ponen a pelear con los gremios o con nosotros para dar un incremento valedero”, se quejó.

“Esto que se les está pidiendo no es para viajar a Miami, es para saldar las cuentas que tenemos de acuerdo con la inflación que se está viviendo”, relató Amarilla.

Agradeció a los medios periodísticos que se hicieron eco permanente de los reclamos del sector y extendió también su gratitud a incontables colegas que lo saludaron durante toda la jornada de ayer hasta altas horas de la noche. Se preguntó cómo puede ser posible que el gobierno de la provincia ignore los números oficiales de la inflación, siendo que ronda el 6 0 7% mensual, con datos del INDEC, del Ministerio de Economía de la Nación, pero no puede disponer automáticamente de un aumento que dignifique a los trabajadores de la administración pública en forma directa, en vez de obligarlos a salir a las calles a reclamar por lo que es suyo.

En este sentido, Amarilla lamentó que durante toda la jornada del martes tuviera que ver rostros cansados, transpirados por el sol, de colegas retirados, de familiares o pensionados que debieron movilizarse para finalmente conseguir un aumento que, por derecho, les corresponde. Además, agregó que estos beneficios no solo van a parar al bolsillo de los que luchan y no luchan, sino que, además de beneficiar a retirados, pensionados y familiares, también alcanza a suboficiales superiores, a los suboficiales y a los agentes. Es decir, a toda la escala jerárquica.

Ramón Amarilla, destacó que esta lucha es básicamente por la dignidad del personal policial y penitenciario. No se trata de que se vayan ni funcionarios del Gobierno ni la cúpula policial o penitenciaria. Para quienes sostienen que las acciones que llevan adelante son cuestiones antidemocráticas, Amarilla les respondió «Esto no es así, eso se lo tienen que sacar de la cabeza. A nosotros lo único que nos motiva es que no podemos saldar nuestras deudas. Cualquiera sabe que va hoy a un supermercado y no gasta menos de 20 mil pesos, o 25 mil pesos y no trae nada. Y es lo básico», remató.