Desde este lado

El Gobierno reforzará el control contra la remarcación de precios en supermercados

Nacionales sábado 23 de julio de 2022

La Secretaría de Comercio anunció que ARBA, AFIP y la DGI llevarán adelante operativos para “desarticular maniobras especulativas”.

En medio de la crisis inflacionaria y cambiaria, el Gobierno intensificará en los próximos días los operativos de fiscalización de precios en supermercados e hipermercados, con el objetivo primario de “desarticular maniobras especulativas”. Estas tareas se coordinan desde la Secretaría de Comercio, aunque participan también de los relevamientos la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), áreas especializadas de la AFIP y agentes de la Dirección General Impositiva (DGI). 

“Estamos planificando para garantizar el mejor proceso de fiscalización. El macrismo la destruyó pasando de 500 inspectores a 13”, subrayó el titular de la entidad, Martin Pollera, quien destacó además que se destinarán todos los esfuerzos a “cuidar con más eficacia el bolsillo de los argentinos ante los abusos e incumplimientos”. “Estamos trabajando desde la secretaría, con provincias y municipios para cubrir todo el territorio nacional”, agregó. 

Las áreas especializadas llevan adelante los operativos, que también fueron realizados sobre empresas productoras de bienes de consumo masivo con alto poder de mercado, según explicaron. 

Durante los procedimientos en distintas plantas, también participó la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), se controló que el transporte de mercadería se lleve a cabo con toda la documentación en regla y sin maniobras de evasión tributaria.

Las tareas de fiscalización de precios que impulsa la Secretaría de Comercio Interior se llevan a cabo en paralelo, junto a un grupo de inspectores de las distintas áreas especializadas de la AFIP que también realizan la tarea. Los agentes de la Dirección General Impositiva (DGI) realizan los relevamientos presenciales vinculados a los niveles de facturación, mientras que los inspectores de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social (DGRSS) corroboran el cumplimiento de las obligaciones laborales. 

El Ministerio de Trabajo también es parte de los distintos operativos coordinados que se extenderán a lo largo de las próximas semanas, donde participarán más de 100 funcionarios de todos los organismos involucrados.

El acuerdo del Gobierno con las empresas lácteas

La ministra de Economía, Silvina Batakis, junto a representantes del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, las cámaras que agrupan a las empresas lácteas y los supermercados firmaron el jueves un acuerdo para la incorporación de 120 productos lácteos a la canasta de Precios Cuidados

A partir de este acuerdo voluntario, que regirá hasta el 7 de octubre, se aumentarán los volúmenes mensuales de la leche refrigerada y larga vida, de la manteca, la crema de leche y todas las variedades de queso. Además, se trata de una canasta que incorpora 40 nuevos productos, entre los cuales se encuentran distintas variedades de leche, queso cremoso, manteca, dulce de leche, yogures, queso untable y muzzarella. Este entendimiento refuerza, además, el aporte de las Pymes y suma 19 nuevas marcas.

Las otras medidas que prepara el Gobierno 

Tras una semana intensa en los mercados, el equipo económico está terminando de delinear medidas frenar la crisis cambiaria que provocó el salto de los dólares paralelos. El presidente Alberto Fernández las anunciaría este fin de semana, probablemente el domingo y se esperan instrumentos que afecten la liquidación de dólares por parte del sector agropecuario.

El mandatario encabezó el viernes un acto de presentación de obras de infraestructura científica y tecnológica en la Casa Rosada que dejó algunas pistas sobre sus decisiones futuras en el ámbito económico. El jefe de Estado apuntó contra los productores agropecuarios que no liquidan la cosecha, contra los especuladores que apuestan al dólar y pidió trabajar para superar la crisis que vive la Argentina.

El viernes, el dólar blue aumentó apenas un peso y cerró a $ 338, pero marcó así un nuevo récord histórico. De esta manera, la brecha entre el tipo de cambio oficial y el ilegal que se transa en cuevas clandestinas es alrededor del 160% promedio. La cifra superó al spread máximo que se registró en octubre del 2020 (150%).

Fuente: El Destape