Desde este lado

En marzo, Milei volvió a empobrecer a las provincias y se desplomaron los impuestos al consumo

Nacionales viernes 29 de marzo de 2024

Fue el menor monto real de transferencias para el primer trimestre de los últimos nueve años. Los impuestos asociados al consumo reflejan la crisis de ingresos que atraviesa el país.

Por Rodrigo Núñez

En marzo, las transferencias totales automáticas a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires habrían caído un 28% real interanual, por lo que en el primer trimestre la caída interanual habría sido del 19%. El derrumbe de marzo se explica principalmente por un descenso real interanual de la recaudación del impuesto a las ganancias del orden del 41% y de IVA del 18%.

Según el último informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), esto implicaría el menor monto real para el primer trimestre de los últimos nueve años. En marzo, el Gobierno envió al consolidado de provincias más CABA $ 2.221.000 millones en concepto de coparticipación, leyes complementarias y compensaciones, descontando el proceso inflacionario del período, esto se traduciría en una caída real de 28% interanual.

Esta caída es explicada principalmente por el mal desempeño en la recaudación del impuesto a las ganancias (-41% real interanual) y de la recaudación de IVA (-18% real interanual). Este último dato refleja el desplome del consumo generalizado, especialmente en el segmento de alimentos.

De acuerdo a un informe de la consultora LCG al que pudo acceder El Destape, en la cuarta semana de marzo la suba de precios de los alimentos promedió 0,8%, acelerando 0,1 puntos respecto la semana anterior. En lo que va del mes, el indicador acumula casi un 9% de inflación.

La estabilidad ficticia se explica por la depresión del bolsillo que comenzó en diciembre y va tomando cada vez más fuerza. El Indicador de Consumo (IC) de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) correspondiente a febrero de 2024 mostró un retroceso de 3,5% en la comparación interanual, lo que también implica un aumento desestacionalizado de 1,5% frente enero. Es la segundo registro que ofrece el indicador de la presidencia de Javier Milei, que lleva un decrecimiento del 2,7 interanual. Fue la mayor caída del consumo desde marzo de 2021.

Milei desfinancia a las provincias y cuida privilegios

El IARAF también presentó un informe sobre cuáles son los beneficios y exenciones impositivas que tienen algunos sectores productivos y consumidores. Se trata de una propuesta alternativa a la reducción del gasto público o la posibilidad de incrementar impuestos para mejorar la recaudación.

Según el informe, “el gasto tributario se define como los ingresos que el fisco deja de percibir al otorgar un tratamiento impositivo que se aparta del establecido con carácter general en la legislación tributaria”. Además, la estimación total de gasto tributario incluida en el proyecto de presupuesto para el año 2024 es de 2,08% del PIB.

El reporte explicó además que el gasto tributario tiene dos orígenes: uno general, derivado de disposiciones contenidas en las leyes impositivas (ejemplo las exenciones) que representa casi el 71% del total y otro particular, derivado de regímenes de promoción económica, que explica el restante 29%.

En esta línea, el IARAF apuntó que “en lo que respecta a los impuestos que dejan de recaudarse, la mayor parte de los gastos tributarios corresponden al IVA 64%; ganancias 10%, contribuciones de la seguridad social 6%; combustibles 5%; comercio exterior 4% y Bienes Personales e impuestos internos 1%”. Por otra parte, el estudio indica que el gasto tributario originado por los regímenes de promoción económica, se explican por:

– La promoción económica de Tierra del Fuego, que es largamente el más significativo (0.33 puntos porcentuales del PBI). Este régimen está basado en excepciones al IVA, impuesto a las ganancias, derechos de importación y alícuotas reducidas de impuestos internos a productos electrónicos.

– El régimen que permite a las micro y pequeñas empresas computar a cuenta el 100% del impuesto al cheque, que representa 0.15 puntos porcentuales del PBI.

– La promoción a la actividad minera, el régimen de promoción a la economía del conocimiento y el régimen de biocombustibles implican entre 0.3 y 0.4 puntos porcentuales del PBI.

– Con valores de entre 0.1 y 0.2 puntos porcentuales del PBI se encuentran los regímenes de promoción industrial de los decretos 2054/92, 804/96 1553/98 y 2334/06 (en su conjunto), el reintegro a los bienes de capital, la promoción a las Sociedades de garantía recíproca (SGR), el régimen de fomento al uso de energías renovables y el régimen de autopartismo.

Fuente: El Destape