Desde este lado

Israel sigue sin frenos a su voraz política expansionista en Cisjordania

Internacionales sábado 23 de marzo de 2024

Palestina ha denunciado la decisión de Israel de confiscar 800 hectáreas de tierras palestinas en el Valle del Jordán, en Cisjordania ocupada, para construir nuevos asentamientos ilegales.

El portavoz de la Presidencia palestina, Nabil Abú Rudeina, ha condenado este viernes una decisión al respecto impulsada por el ultranacionalista ministro de Finanzas del régimen sionista, Bezalel Smotrich, hecha pública por medios israelíes.

Abú Rudeina ha subrayado que esta decisión acontece justo cuando el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se encuentra de visita en los territorios ocupados para evaluar con las autoridades de Tel Aviv la situación de la guerra genocida en la Franja de Gaza.

“El momento de esta decisión, que coincide con la llegada del secretario de Estado de Estados Unidos a la región, representa un desafío a la administración estadounidense y a una comunidad internacional que condena constantemente esta clase de prácticas”, ha añadido el portavoz en un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias palestina WAFA.

Asimismo, Abú Rudeina ha asegurado que “las decisiones de ese gobierno de extremistas no cambian los hechos sobre el terreno” además de insistir en que “todos los asentamientos son ilegales” y en que “jamás habrá seguridad en la región” hasta que exista “un Estado palestino libre de los asentamientos y sus colonos”.

En tal sentido, el portavoz palestino ha pedido a Estados Unidos y a la comunidad internacional que “demuestren su compromiso con la legalidad y el derecho Internacional” para obligar a Israel a que ponga fin a su guerra de genocidio contra el pueblo palestino en Gaza, Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén), o de lo contrario, “la alternativa será más violencia y consecuencias explosivas”.

2024, testigo de mayor confiscación de tierras

La Comisión Palestina de Resistencia a los Asentamientos y Antimuro ha advertido este viernes que 2024 ha sido testigo de la mayor operación de confiscación de tierras por parte de la entidad ocupante israelí, con más de 1000 hectáreas que pretenden expropiarse en beneficio de los asentamientos coloniales en el transcurso del año.

Según Muayad Shaban, jefe de la comisión, el gobierno de ocupación continúa su plan para tomar el control de las tierras palestinas con diversos pretextos.

Señaló además que los anuncios de confiscación de tierras pretenden crear un vínculo entre los asentamientos existentes, lo cual provocaría el aislamiento y la asfixia de las aldeas palestinas, al socavar completamente su contigüidad geográfica.

De acuerdo con el funcionario, el último plan se produce en el contexto de imponer el control total sobre el Valle del Jordán, la reserva estratégica de alimentos para los palestinos, que es el objetivo de muchos desplazamientos forzados y planes de expansión colonial por parte de la ocupación israelí.

Fuente: HispanTV