Desde este lado

Newell’s se quedó con el clásico de Rosario en cancha de Central

Deportes domingo 20 de marzo de 2022

Newell’s dio el golpe en rodeo ajeno, se quedó con el tan codiciado clásico rosarino en el Gigante de Arroyito y da pelea en los puestos de arriba de la Zona 1 de la Copa de la Liga Profesional.

El gol del triunfo 1 a 0 llegó a los 51 minutos luego de una verdadera patriada del fornido uruguayo Armando Méndez por derecha, quien haciéndole justicia al apodo de “Hulk” dejó en el piso a dos jugadores de Central tras ganarles en el cuerpo a cuerpo y mandó un centro para el solitario Juan Garro. Mano a mano con el arquero Servio, el exGodoy Cruz se tomó su tiempo, la paró de pecho y sacó la volea pero el uno alcanzó a despejar con la mala suerte de que le quedó a Juan Manuel García y, con tres defensores desesperados en la línea, el nueve definió correctamente para desatar la alegría visitante.

El equipo de Javier Sanguinetti suma cuatro partidos invicto, ganó tres de sus últimas cuatro presentaciones y llegó a los 13 puntos en el certamen, quedando a dos del líder Racing en su zona.

Los dirigidos por Kily González, en tanto, perdieron cuatro de sus últimos cinco partidos, están entre los últimos de la Zona 2 con 7 unidades y se retiraron en medio de una lluvia de silbidos de su propia cancha.

Luego de un primer tiempo parejo donde los nervios asumieron el protagonismo y Central contó con alguna que otra ocasión más que su rival gracias a los desbordes de un indomable Lautaro Blanco por izquierda, Newell’s salió mejor a la segunda parte y fue el turno del uruguayo Méndez, quien había sufrido con Blanco previamente, de hacer lo suyo.

A partir de la genialidad del lateral que derivó en el gol del 1 a 0, todo fue para Newell’s y nada para Central. La visita encontró espacios, manejó la pelota con mucho criterio de la mano de un sabio Pablo Pérez -quien, como no puede ser de otra manera, se hizo amonestar con una linda patada antes del entretiempo- y contó con varias chances de asegurar la victoria.

La más clara fue una contra comandada por el ingresado Ramiro Sordo tras gran pase de otro cambio de Sanguinetti, Marcos Portillo. Pero Sordo, tras trabar con el último hombre y quedar solo frente al arquero, la mandó a las nubes para que se agarren la cabeza compañeros y rivales. Para colmo suyo, también tuvo la posibilidad de habilitar a Nazareno Funez solo abajo del arco, pero el mediocampista no escuchó a nadie y fue por su gol.

Con la desventaja y la cancha en contra en medio del mal momento futbolístico del equipo, todo se hizo cuesta arriba para Central, que intentó ubicar a su gran goleador Marco Ruben para que haga lo que mejor sabe. Pero el veterano de 35 años chocó con la buena actuación del arquero Ramiro Macagno. El de 25 años había comenzado el torneo en el banco por detrás de Mauricio Arboleda, pero tras los errores del colombiano se hizo con el puesto de titular y es una de las figuras del equipo.

Con Macagno en el arco, Ñuls no conoce la derrota: 2 a 1 a Talleres, 4 a 0 a Atlético Tucumán, 2 a 2 con Sarmiento y el éxito ante Central. Previamente, con Arboleda fue 1 a 0 contra Defensa, 0 a 3 ante Argentinos y 0 a 2 con River.

Así, con muchos juveniles, la experiencia de Pérez en el medio y Lema en el fondo, y el buen rendimiento de refuerzos como Méndez, García o Garro, Sanguinetti le encontró la vuelta a este Newell’s que hacía tiempo no arrancaba y es animador del certamen. Central, en cambio, no sabe cómo rehacerse.

Fuente: Página 12