Batallas culturales

Por Horacio Verbitsky

Las elecciones presidenciales congelan como una instantánea las relaciones de fuerza construidas en la sociedad en lapsos más extensos que los del calendario electoral. De este modo, dan cuenta de los resultados de las batallas culturales que se libran entre distintas fuerzas políticas, pero también económicas y sociales.

La semana pasada, el ministro-candidato Sergio Tomás Massa firmó un decreto y envió un proyecto de ley al Congreso, que modifican la estructura tributaria. El decreto exime del impuesto a las ganancias a  los trabajadores en relación de dependencia y los profesionales autónomos que perciben menos de 15 salarios mínimos, es decir 1.770.000 pesos mensuales que, con la prevista actualización de octubre, llegará a los dos millones, como fuimos los únicos en anticipar hace una semana. El proyecto de ley directamente suprime esa categoría del impuesto.

La decisión beneficia a poco menos de un millón de personas, para quienes implicará un incremento del salario de bolsillo que oscila entre el 21 y el 27%. Massa les pidió a los beneficiarios que con ese ingreso extra adquieran algún bien de producción nacional (un autito, ejemplificó) y que no compren dólares.

Agregó que lo propugna desde 2013. Esto remite a aquel momento en que Massa enfrentó en las urnas a CFK. La presión sobre su segunda presidencia fue encabezada por el jefe de los camioneros, Hugo Moyano, quien llegó a decretar paros en defensa de tal reivindicación. Lo hizo con una consigna muy simple, que se generalizó: “El salario no es ganancia”. Además de Massa, a esa postura adhirió incluso la CTA, que ya conducía Hugo Yasky, y los docentes bonaerenses conducidos por Roberto Baradel.

Cristina se resistió, alegando que sólo reforzaría la heterogeneidad que ya caracterizaba a la clase trabajadora, en beneficio de la elite sindical, y que no ha hecho más que aumentar, que destruye la solidaridad entre los trabajadores y los debilita en la confrontación con el capital. Esta es una de las causas de la llegada a la presidencia de Maurizio Macrì, quien prometió suprimir el impuesto. Pero igual que con la inflación, lo redujo al doble.

Mientras el gobierno inyectaba recursos en la base de la pirámide porque se vuelca al consumo y sostiene la demanda agregada, Moyano abogaba por mayores ingresos para la cúspide. Cristina no logró refutar esa ilógica, pese a que era ostensible la presión de esa franja superior del universo laboral sobre el mercado cambiario, que no es asediado sólo por las mayores empresas, protagonistas de la fuga de capitalesCuando lo comentó en una reunión con el poder en la CGT de entonces (Antonio Caló, José Luis Lingieri, Andrés Rodríguez) sólo recogió risas. De ahí la ingenua recomendación de Massa, con el corazón en la mano, al anunciar la medida.

Como medida aislada, la supresión del impuesto para los mayores salarios (con excepción de altos directivos de empresas y funcionarios jerárquicos de la política) es regresiva y representa una batalla cultural perdida. Pero antes y después, Massa adoptó otras decisiones que benefician a la base de la pirámide salarial y que rasguñarían a las grandes empresas. Que comenzara por los trabajadores mejor remunerados permitió que el fuego amigo se disparara sobre su espalda, por parte de quienes lo legitimaron en las primarias de UxP, y que no asistieron a su encuentro con las organizaciones sociales que giran en torno al Movimiento Eguita. Por su parte, la izquierda se manifestó en la Plaza de Mayo, “contra el ajuste de Massa y el FMI”, con su invariable luminosa comprensión de la contradicción principal.

La escalada y su compensación

Más allá de ese oportunismo, el ministro también anunció que junto con la ley de presupuesto enviaría una separata sobre el costo fiscal, para que de allí el Congreso decidiera recortar el 1,9% del PIB, de modo de alcanzar el mágico déficit cero. Es clara la inspiración de Cristina, quien el 27 de abril, en el Teatro Argentino de La Plata, había dicho que “las eximiciones, alícuotas quebradas, exenciones, gente y sectores que no pagan impuestos o pagan la mitad de los impuestos, llegan al 4,6% del PIB”. Y agregó que “si nosotros revisáramos el gasto tributario que está en el presupuesto de la nación, promociones fiscales, eximiciones de impuestos, alícuotas quebradas, no tendríamos déficit fiscal.  (…) ¿Vieron que los empresarios siempre van a la televisión y se quejan de todos los impuestos que tienen que pagar, que ganancias, que la alícuota? ¿Saben cuánto pagan las grandes empresas de la alícuota del 35% sobre el impuesto a las ganancias? Adivinen: 2.45%”.

Massa cumplió con la obligación legal de enviar el proyecto de presupuesto al Congreso el viernes 15, pero aceptó el pedido de Javier Milei de demorar su tratamiento legislativo hasta que se conozca el resultado de la elección presidencial. Al ministro aún no se le secó la camisa, empapada por las lágrimas de las cámaras patronales, que lloran por cualquier restricción a su desmesurada rentabilidad. Arcor, la empresa fundadora de la Fundación Mediterránea y de la Asociación Empresarial Argentina, celebró el miércoles su Asamblea de Accionistas, en la que se dispuso distribuir un dividendo en efectivo de casi 15.000 millones de pesos.

Además de húmeda, la camisa ministerial está arrugada por los tironeos del staff del FMI, que lo acusa de avanzar en la dirección contraria a la acordada.

Según la agencia Bloomberg, el Fondo estima que el déficit primario de este año llegará al 3% del PIB, contra el 1,9% comprometido en el acuerdo de facilidades extendidas, aunque Economía afirma que se cumplirá lo pactado. No les causa gracia que llame al Fondo el auditor de la quiebra y que propugne sacárselo de encima para recuperar decisión soberana. Jugado sin retorno, Massa confía en que no habrá más revisiones antes de la elección presidencial y que, si llega a la presidencia renegociará el acuerdo. Las medidas de estos días son un anticipo de lo que sería su eventual gobierno. Los burócratas del FMI deberían estar más atentos a lo que ocurre en Estados Unidos, donde los mecánicos de automotores iniciaron la primera huelga general en las tres grandes empresas fabricantes, General Motors, Ford y Stellantis (la derivación de Sevel, que fabrica los autos Fiat, Peugeot, Alfa Romeo, Maserati, Chrysler, Dodge, Jeep, Citroen y Opel, entre otras). En la última década sus utilidades en conjunto superaron los 250.000 millones de dólares y sus ejecutivos recibieron aumentos del 40%, mientras les niegan a los trabajadores la actualización de su convenio vencido.

Massa también reveló que su candidato para presidir el Banco Central es Leonardo Madcur (el yerno de Guillermo Nielsen). Además, descartó que pensara para el Ministerio de Economía en Guillermo Michel, sobre quien algunos asistentes percibieron un matiz de celos. Como Boudou en su momento, Michel es el mejor expositor de las decisiones ministeriales.

En los días siguientes, Massa continuó con los anuncios. Entre las principales, la elevación del financiamiento educativo, del 6 al 8% del PIB y la devolución del 21% del IVA a todas las compras de productos de la canasta básica (alimentos secos y frescos, bebidas no alcohólicas, artículos de higiene personal y de limpieza) que realicen con tarjeta de débito quienes ganan menos de seis salarios mínimos, es decir 708.000 pesos mensuales. Sobre el total del gasto realizado, la devolución automática del IVA se realizará en 48 horas. Sumando el tramo inferior de los asalariados, jubilados, autónomos, monotributistas, empleadas en casas de familia y perceptores de la Asignación Universal por Hijo y del plan Potenciar Trabajo, el beneficio cubre una población que ronda los 19 millones de personas. El tope de 18.800 pesos mensuales se aplica por persona/tarjeta, no por núcleo familiar, de modo que para los ingresos más bajos implica un alivio significativo. Marca la diferencia, por ejemplo, entre comer o no comer carne.

Igual que el aumento de suma fija establecido el mes anterior (60.000 pesos en dos cuotas de la mitad), tiende a compensar la escalada de los precios que se desató a partir de la última devaluación del peso, y que registró un 12,4% de incremento del IPC en agosto, con un pico de 15,6% para alimentos y bebidas y 15,3% para salud. Esta disparada profundiza la caída en el poder de compra del salario registrado, que entre diciembre de 2019 y junio de este año ya era del 8%. Según el último informe de CIFRA-CTA sobre el mercado laboral, la pérdida de poder adquisitivo del salario registrado respecto del último mes del gobierno de Cristina fue del 20% considerando todos los consumos, pero alcanzó el 25% medida en alimentos. Esto significa que los más vulnerables son los que peor la están pasando, ya que los alimentos son su principal consumo. Anualizado, el índice es de 124,4% y en lo que va de este año ya superó el 80%.

Evolución del salario promedio real registrado, dic-15 a junio-23 (índice dic-19=100)

 

CIFRA, en base a Índice de Salarios-INDEC, IPC Provincias-CIFRA e IPC-INDEC.

El aumento de suma fija está en el limbo, porque la mayoría de los gobernadores y las grandes empresas se resisten a pagarlo. La devolución del IVA será automática a partir de mañana y no requerirá trámite alguno por parte de los beneficiarios. Lo que no está claro es si los bancos emisores de las tarjetas de débito se harán cargo en forma gratuita de la operación, o si recibirán alguna compensación del Estado. El Cohete se lo preguntó a un funcionario de Economía, cuya desconcertante respuesta fue: “Sí”.

Economía también decidió informar el índice de inflación en forma semanal. Escogió para ello la semana del 4 al 10 de septiembre, en la que el índice disminuyó al 2,1%, un valor altísimo, pero “en línea con los valores previos a la devaluación”.

Derechas

Al cumplirse medio siglo del derrocamiento de Salvador Allende, militares chilenos condenados por Crímenes de Lesa Humanidad reconocieron violaciones a los derechos humanos y cuestionaron a sus superiores que “no han tenido la grandeza de hacerse cargo de las órdenes que impartieron a sus subordinados”. Es el mismo razonamiento con que, hace tres décadas, Adolfo Scilingo comenzó la confesión de sus crímenes.

En la Argentina, Patio Bullrich se comprometió con los militares a buscar “una salida justa” para “el trato inequitativo y en ocasiones inhumano” recibido “a consecuencia de una herida histórica que no termina de cicatrizar, pero que debemos curar de una vez”. Bullrich sigue en esto la deriva su difunto cuñado, Rodolfo Galimberti (“De Montoneros a la CIA” es el subtítulo de su biografía autorizada).

Victoria Villarruel es más sutil. Sólo reclama reconocimiento para las víctimas de las organizaciones revolucionarias. Esta táctica fue sugerida en septiembre de 2004 por el ex jefe de inteligencia del Ejército y del Estado, general Carlos Alberto Martínez, en un documento que fue secuestrado por el juez federal Daniel Rafecas al allanar su domicilio, que la excelente periodista de derechos humanos, Luciana Bertoia, difundió esta semana.

Martínez le propuso al Foro de Generales Retirados que familiares de víctimas de atentados de la guerrilla presentaran denuncias contra ex integrantes de organizaciones político-militares, de modo de forzar una amnistía general. Martínez me citaba como ejemplo, a partir de acusaciones en mi contra que formuló, precisamente, Galimberti, mientras trabajaba para la inteligencia del menemismo.

 

El documento del ex jefe de Inteligencia. Así se fabricaron causas judiciales.

En cuanto la Corte Suprema de Justicia confirmó la nulidad de las leyes de punto final y obediencia debida, en 2005, se presentó una denuncia en mi contra por un atentado, ocurrido 30 años antes, y con el que incluso Ceferino Reato, que publicó una investigación al respecto, dice que no encontró ningún indicio que me vinculara. Casi dos décadas después y rechazada en todas las instancias, la causa sigue a consideración de la Corte Suprema.

Interrogado por Jorge Fontevecchia sobre qué me parecía el acto que Villarruel organizó en la Legislatura, y que motivó una reducida movilización de partidos de izquierda, opiné que no me parecía mal que la candidata pidiera reconocimiento para esas víctimas, a título individual, pero que su propósito no tenía carnadura social y no prosperaría. Clarín, La Nación, Infoemba y El Cronista convirtieron esta minimización del impacto de la jugada de Villarruel en un apoyo al “pedido de justicia”, cosa que nunca dije. En la página de Perfil se reproduce el audio de la entrevista, que no deja lugar a dudas.

Cadenas de oración

En la entrevista con el Baby Etchecopar estadounidense, Tucker Carlson, Milei dijo que desde que es candidato ha dejado de insultar, lo cual no es cierto. Su exabrupto más célebre había sido contra el Papa Bergoglio, en enero de 2019.

Tanto los curas villeros, que oficiaron una misa en desagravio, como la conferencia episcopal, expresaron su solidaridad con el Papa y repudiaron los insultos de Milei. El sacerdote Guillermo Marcó, que fue vocero de Bergoglio cuando era obispo de Buenos Aires, invocó el malestar de muchos católicos que “se sintieron no interpretados por la postura y la celebración que se realizó en la Iglesia de Caacupé”. Marcó comparte que “la figura del Papa debe ser respetada. Pero también hay que tener en cuenta que [las declaraciones de Milei] fueron del 2019”. A la misma hora, Milei actualizaba ante Tucker Carlson su repertorio dedicado a Bergoglio, quien antes lo había comparado a él con Hitler (“Adolfito”, dijo). Según el lado Milei de esa grieta:

  • “El Papa juega políticamente. Ha demostrado una fuerte afinidad con dictadores como Castro o Maduro. Es decir, está del lado de dictaduras sangrientas”.
  • “Tiene afinidad por los comunistas asesinos. No los condena y es bastante condescendiente con ellos, como con todos los de izquierda aun cuando sean verdaderos criminales “.
  • “Considera que la justicia social es un elemento central de su visión y eso es muy complicado, porque la justicia social es robarle el fruto de su trabajo a una persona y dárselo a otra. Implica dos cosas: una es un robo y el problema es que el robo está en contra de lo que señalan los diez mandamientos” (es un concepto afectado por la inflación, sólo el noveno condena el robo).

Hasta Eduardo Eurnekian (quien durante años fue el empleador de Milei) repudió las diatribas contra el jefe religioso. Quien terció en la disputa fue el historiador italiano Loris Zanatta, el mayor intelectual del anti-peronismo. Su conclusión es que Milei está llamado a converger con el peronismo, y “los primeros refugiados ya están subiendo a bordo”, porque comparten los valores del populismo, inspirados por la Iglesia Católica. Para Zanatta, “Milei está del mismo lado que el peronismo, del lado mítico y telúrico, antipolítico y apocalíptico, no del lado gradual y reformista, institucional y posibilista: puros son los suyos, corruptos los demás, verdad la suya, herejías las otras”. En definitiva, “Perón no tendría nada que objetar: todos somos peronistas, ¿no?”

Ya en la década pasada, el Papa mantuvo una relación tensa con Macrì, pero nunca había llegado a este nivel de confrontación abierta con un político. En 2015, Bergoglio y la Iglesia Católica fueron decisivos para la derrota en la provincia de Buenos Aires de Aníbal Fernández, quien también había padecido la interna virulenta con Julián Domínguez, quien es uno de los principales contactos de Bergoglio en la política local. Imposible olvidar la marcha “Por la paz de la Patria y del campo”, convocada en octubre de 2009 por Confederaciones Rurales y la Federación Agraria, en la que Domínguez, cuando era ministro de Agricultura de Cristina, participó portando un ícono de la virgen lujanera. La Iglesia Católica convocó en 2015 a cadenas de oración para impedir que el narcotráfico se apoderara de la provincia, lo cual era un dardo directo contra Fernández, a quien por entonces se señalaba como La Morsa, que en realidad era un comisario bonaerense.

Resta saber si este año la Iglesia Católica apelará al mismo recurso contra Milei y, en tal caso, qué efecto tendría. Vale recordar que, en el censo de 1960, el 90% de la población se declaraba creyente católica, pero en 2019 esa tajada no pasaba del 62,9%.

Milei repitió en La Plata la caravana que la semana anterior había realizado en La Matanza, con el mismo resultado, según muestra esta foto aérea. Si sos paciente y metódico, podés contarlos.

 

Primero yo

El consultor Jaime Durán Barba pronosticó que el partido al que asesoró saldrá tercero, porque la campaña de su candidata es masoquista y sólo propone penurias. Massa coincide, y menciona una encuesta en la cual él obtendría el 33% de los votos, apenas 2 puntos detrás de Milei y 10 por delante de Bullrich, a quien llama la ministra de seguridad de Melconian. Se jacta de que sabe administrar los tiempos, en un menú que consta de entrada, plato principal y postre. Y en una demostración de su optimismo inoxidable, dice que quien sale segundo en la primera vuelta, gana el balotaje. Primero yo.

Ante preguntas sobre CFK, responde que estaba absolutamente comprometida con la campaña y quería ganar. Horas después, la Vicepresidenta reprodujo en sus redes la intervención de la diputada estadounidense Alexia Ocasio-Cortés, quien narró la excursión de pesca en Alaska a la que el juez de la Corte Suprema de Justicia Samuel Alito acudió invitado por Paul Singer, a quien luego benefició con un fallo contra la Argentina por 2.400 millones de dólares. Es la historia que El Cohete publicó el 25 de junio y muestra que de polo a polo, en todas partes se cuecen truchas.

Primero yo
El consultor Jaime Durán Barba pronosticó que el partido al que asesoró saldrá tercero, porque la campaña de su candidata es masoquista y sólo propone penurias. Massa coincide, y menciona una encuesta en la cual él obtendría el 33% de los votos, apenas 2 puntos detrás de Milei y 10 por delante de Bullrich, a quien llama la ministra de seguridad de Melconian. Se jacta de que sabe administrar los tiempos, en un menú que consta de entrada, plato principal y postre. Y en una demostración de su optimismo inoxidable, dice que quien sale segundo en la primera vuelta, gana el balotaje. Primero yo.

Ante preguntas sobre CFK, responde que estaba absolutamente comprometida con la campaña y quería ganar. Horas después, la Vicepresidenta reprodujo en sus redes la intervención de la diputada estadounidense Alexia Ocasio-Cortés, quien narró la excursión de pesca en Alaska a la que el juez de la Corte Suprema de Justicia Samuel Alito acudió invitado por Paul Singer, a quien luego benefició con un fallo contra la Argentina por 2.400 millones de dólares. Es la historia que El Cohete publicó el 25 de junio y muestra que de polo a polo, en todas partes se cuecen truchas.

Hoy, la elección de gobernador y legisladores provinciales en El Chaco pondrá a prueba la resiliencia del peronismo, que quedó rezagado en las PASO pero aspira a prevalecer ahora, si bien admite la posibilidad de un balotaje entre el gobernador Jorge Capitanich y el candidato cambiante Leandro Zdero. Si las primarias chaqueñas se realizaron bajo el impacto de la detención del piquetero Emerenciano Sena, acusado por el homicidio de su nuera, lo cual perjudicó a Capitanich, las generales se celebran con el candidato opositor señalado por acusaciones agraviantes contra el ex gobernador y jefe radical Angel Rozas. Zdero las atribuyó a una operación con Inteligencia Artificial. No es imposible, pero sí muy costoso, y difícilmente se utilice para una interna partidaria provincial, donde Zdero dice lo que todos saben que realmente piensa.

En la misma semana se difundió un video de Messi, quien con la voz del verdadero Messi y un buen sincro habla en inglés .

Otro del doctor Fernández que explica en italiano la posición argentina sobre lo que llama The Falklands. Y un tercero de Milei en alemán.

El error del artificial doctor Fernández empequeñece ante la declaración de Diana Mondino, quien reconoció lo que llamó los derechos de los habitantes de las islas Malvinas. A partir de allí se puso en duda su designación como ministra de Relaciones Exteriores de un conjetural Presidente Milei. Imposible olvidar que la otra candidata de la derecha propuso entregar las Malvinas a Pfizer a cambio de una vacuna.

Algunos consultores afirman que Massa está recuperando votos en municipios donde los candidatos a intendentes obtuvieron casi la misma cantidad de votos que Axel Kicillof, pero, en promedio, 40.000 más que Massa. No es así. Eso se explica por el padrón de extranjeros, que está habilitado para elegir autoridades provinciales pero no al Presidente. Sin ellos, Massa obtuvo más votos que Kicillof.

De un día para otro

La campaña de Bullrich se centró esta semana en la presentación de su nuevo libro, De un día para otro. Su mayor logro fue sentar, aunque separados, a Macrì y a Horacio Rodríguez Larreta, cuyos votos en la primaria no está segura de retener, sobre todo cuando radicales como Ricardo Alfonsín están instando a votar por Massa.  Ante los periodistas, Massa vaticinó una ruptura de JxC, por la afinidad de Macrì con Milei. No es eso lo que piensan los principales empresarios del país. A Macrì le reprochan lo que consideran gradualismo, pero con Milei temen un salto al vacío. Jorge Fontevechia, que edita la revista de negocios Fortuna y conduce una señal de cable sobre economía, advierte un rumbo de colisión con lo que llama el Círculo Rojo y con la Corte Suprema de Justicia, que declararía inconstitucionales las principales medidas que vocifera Milei, sobre la dolarización, el Banco Central y la coparticipación federal de impuestos.

Bullrich también anunció una especie de asesoría general de la felicidad, a cargo del intelectual rebosante de alegría Santiago Kovadloff. Pero su libro fue presentado por Carlos Manfroni, quien la acompañó como subsecretario de articulación legislativa en el Ministerio de Seguridad, hasta que Charly García leyó una nota mía sobre sus antecedentes. En la revista ultramontana Cabildo, donde era columnista, Manfroni escribió que

  • El materialista pueblo judío instruye a los hijos de Sión para conquistar el poder.
  • La ‘filosofía’ del rock conduce al deseo desesperado de la muerte e induce al suicidio, como lo demuestran las letras de las canciones de Charly García, Luis Alberto Spinetta y Mauricio Moris.
  • Ofrece la posibilidad de convertirse en un animal o un marica.
  • La democracia y la libertad son productos de la hedionda Revolución Francesa.

Desde entonces se metamorfoseó en un liberal con sello de calidad certificada: dirige una Fundación de Ética Pública y un curso en la Universidad Católica auspiciado por la embajada de Estados Unidos y es columnista del diario La Nación. Dos años después, el viceministro de Bullrich, Gerardo Milman, intentó designarlo en la Dirección de Inteligencia Criminal.

Bullrich también explicó que estaba por repudiar el intento de asesinar a Cristina, pero que se contuvo cuando el gobierno la implicó. Agregó que le parece “un horror que en Argentina haya cualquier tipo de violencia contra cualquier persona”. Bien genérico, y ni una palabra sobre el atentado concreto contra Cristina. La idea de que la Vicepresidenta está viva de milagro se reforzó con el peritaje de la pistola que gatilló Sabag Montiel: los peritos la dispararon 300 veces, y nunca falló.

Fuente: El Cohete a la luna

Volver al botón superior

Adblock Detectado

POR FAVOR DESACTIVE SU BLOQUEADOR DE ANUNCIOS, ESTE MEDIO SE FINANCIA CASI EN SU TOTALIDAD CON PUBLICIDAD, MUCHAS GRACIAS