Desde este lado

Salvador Torres: “Están convirtiendo a la provincia en un mar de pinos”

Provinciales jueves 18 de enero de 2024

Sobre la situación de productores agrícolas de Misiones habló Salvador Torres, Dirigente del sector. En Radio Lateral, expresó su solicitud al conjunto de legisladores nacionales para ponerle un freno al paquete de leyes que impulsa el ejecutivo nacional en el Congreso. Para Torres, es clave defender el INYM y la ley de tierras.

-¿Cómo ha impactado la política económica del presidente Javier Milei en las economías regionales?

“Nosotros, como sector, nosotros trabajamos todo lo que es yerba mate y todo lo que es agricultura familiar, y bueno, nos afecta varios aspectos, ¿no? Uno de ellos es, precisamente, la derogación de la ley del INYM, del Instituto de la Yerba Mate, que es un instituto, bueno, Misiones tiene una tradición muy larga de regulación con el tema de la Yerba Mate, y la CRYM nace en 1930, después un gobierno liberal, como el de Milei ahora, como fue Carlos Menem, Ramón Puerta en la provincia, derogaron la CRYM, la que regulaba la Yerba Mate, bueno, hasta principios del 2000, en base a la lucha del sector, se volvió a crear el INYM, digamos, que tiene más de 20 años de vida, en un esquema que, precisamente, logró estabilizar el sector, distribuir la renta, dar un crecimiento, de poder pasar de un producto que únicamente se consumía en el país a un producto de exportación, o sea, es más, la gran mayoría de las entidades que trabajan en el sector están en contra de la desregulación, nosotros nos reunimos con la mayoría de las cooperativas que tenían en la provincia, en la cual todos repudiaron esta acción, así que, eso es uno de los temas que nos afectan”.

“El otro tema que para nosotros es fuerte es el tema de tierra, de la extranjerización, nosotros en la provincia tenemos una empresa extranjera, la Chilena Arauco, que ya cuenta con más del 10% del territorio de la provincia, y hay municipios en el cual exceden totalmente lo que dice la ley de tierra, que es el 15%, en el caso de Libertad, de Victoria, y otros municipios, que, bueno, con esto también, de derogarse esta ley contra la extranjerización de tierra, estamos ante un avance sin límite de esta empresa, que asociada a otras empresas locales están convirtiendo a la provincia en un mar de pinos”.

“Realmente para nosotros es lamentable porque esto desplaza a los productores de sus tierras, principalmente agricultores familiares, que terminan saliendo de sus tierras, yendo a las ciudades y causando toda la problemática social que conocemos, ¿no es cierto?, en las grandes villas de nuestras principales ciudades. Así que son temas que golpean directamente, ni hablar el tema ambiental, ¿no es cierto?, ayer escuchaba al Presidente hablar en esa conferencia internacional, y realmente da una pena porque hoy todo el mundo va en función de rescatar el ambiente, que lo tenemos bastante deteriorado, con todo el problema que significa, y nuestro presidente negándolo como que no existiera ningún problema ambiental, que lo importante acá es únicamente que facturen los principales grupos económicos”.

“Así que en general para nosotros es lamentable, todavía no sabemos en qué quedó Agricultura Familiar, pretendíamos este año que se había aprobado, después de muchos años de lucha en la ley nacional de Agricultura Familiar, que hubiera un presupuesto específico para agricultura familiar, claramente con esto que «no hay plata», lo vemos muy lejos de que eso pueda existir, así que en general las cosas no vienen bien, no vienen bien para nada”.

El monopolio de las semillas también en Misiones

“Está la Ley de Semillas, hay una Ley de Semillas que también se adhiere a una Ley de Semillas a nivel internacional que es la UPOV 91, que es la que prevé que los monopolios puedan manejar totalmente las semillas y que no se le da oportunidad al productor ni siquiera de reproducir la semilla dentro de su propia chacra, que eso es gravísimo porque tiene que ver con la alimentación, nosotros sabemos quién maneja la semilla, va a manejar la alimentación, así que para nosotros es gravísimo, imagínate que uno siembra y después no puede sacar semillas de esa propia semilla para volver a sembrar, a no ser que pagues una tasa por volver a usar la semilla a estas empresas. Y esta ley que propone adhiere a eso, así que también otro tema central en el que hay una lucha importante, un desarrollo de ir rescatando las semillas nativas que con el tiempo se están perdiendo”

“Todos los años se hacen ferias de semillas, se hacen intercambios para recuperar las semillas nativas y con esto es un golpe muy duro también para el sector. Así que en general hay muchísimas más cosas que se pueden ir analizando, pero en primera medida esto es lo que aparece con fuerza y lo que nosotros realmente catalogamos de lamentable, totalmente sin fundamento, ni siquiera un programa de gobierno totalmente neoliberal, más bien pasa a un nivel de locura, de personalismo, de no sé qué es lo que busca nuestro presidente”.

-¿Qué es lo que puede hacer la provincia frente a Javier Milei?

“Creo que la provincia siempre tiene posibilidades de hacer algo, en todos los sentidos, desde ver que sus senadores y diputados puedan ir en contra de leyes que afectan a la provincia, eso está claro que la provincia puede hacer. En el caso de la yerba mate, propusieron un instituto provincial que nosotros consideramos que no es bueno del todo, porque terminaría favoreciendo a la provincia de Corrientes y quedaría liberada totalmente el cultivo de la yerba mate, pero bueno, desde la provincia se planteó ese tema en caso de que se desregule definitivamente el INYM, de poder hacer un instituto provincial también. No, sin duda la provincia siempre puede hacer algo en todos los sentidos, la provincia tiene una ley de agricultura familiar también, que la tiene en ejecución, pero sabemos que nunca va a tener el impacto ni la relevancia que tiene una propuesta nacional. Sabemos que las provincias son limitadísimas en cuanto a recursos y que tampoco se puede hacer mucho, depende mucho de la nación, la gran mayoría de las inversiones que hace la provincia es con fondos nacionales, así que se puede hacer, pero muy poco, pueden hacer cosas para ir compensando mientras tanto, pero como te decía, no va a tener el mismo impacto”.

-¿Cuánto hace la provincia para que el productor y colono lleven a la mesa de los misioneros productos a buen precio?

“Mirá, nosotros ya al principio de los noventa ayudamos a crear las Ferias Francas como una forma de acercar al productor con la gente de la ciudad. Fue un proyecto que tuvo mucho éxito, de hecho, permanece actualmente funcionando. Y bueno, después surgieron muchos otros ejemplos más que viables, poder hacer producciones locales a precios razonables para la población. Pero bueno, lamentablemente tenemos que decir que en todo este tiempo que surgió todo este esquema, los recursos que ha puesto el Estado Provincial han sido muy escasos, digamos, para desarrollar a este sector. Al punto de que, bueno, hablamos cuando empezábamos en los noventa que había un 85% de la producción que entrababa de otras provincias. Bueno, hoy ha cambiado muy poco. Podemos decir con suerte que llegamos a un 80%, pero ya pasaron más de 20 años. Así que eso está, nosotros estamos pensando en la alternativa ante esta situación. Estamos pensando en otras alternativas que puedan favorecer el acercamiento del productor con el consumidor, que por supuesto, si hubiera un apoyo mayor sería mucho más efectivo. Las ideas están, las propuestas están, dieron resultados y lo que queda es poner ganas, decisión política y recursos para que esto camine. De hecho, está funcionando y muchos productores todos los fines de semana van a la ciudad y llevan su producto. Se nota, en el caso de las ferias, se nota en el mercado concentrador los precios que dan los productores. Siempre cuando hay una inflación desmedida aparece el precio del productor como un precio razonable y accesible porque en definitiva el productor no especula y al vender en forma directa también permite que los precios sean más razonables, eso está totalmente demostrado. Son temas que hay que trabajar, nosotros estamos pensando hoy ante esta crisis qué podemos hacer, qué más podemos hacer, qué más podemos inventar para dar respuesta a la gente de la ciudad, pero también dar respuesta al productor que pueda vender su producto. La yerba de seguir así va a entrar en crisis, el tabaco este año se fijó un precio histórico en cuanto a lo mal remunerado que está, ni hablar del té que ya está en manos, prácticamente, de una multinacional que tiene todo arrendado. El productor muy poca renta saca de eso, así que ahí va a haber una situación de crisis que entre todos vamos a tener que contener, de seguir esta política de mercado tan violenta como se nos está planteando”.

-¿Qué yerba producen, donde la venden?

“Sí, nosotros tenemos dos marcas, una es TITRAIJU, que significa Tierra, Trabajo y Justicia, y TAMANDUÁ, que precisamente es de la zona de TAMANDUÁ donde iniciamos el trabajo con elaboración y comercialización de yerba mate. Son dos marcas, tenemos presentaciones de medio kilo y de 10 kilos también, y estamos enviando prácticamente a todo el país la producción”.

“Trabajamos muchísimo con organizaciones sociales, prácticamente más del 50% con organizaciones sociales, con consumidores organizados, con consumidores directos. Así que ese es nuestro circuito de comercialización específico. Es una decisión comercial, no entrar en los grandes supermercados, sino que lo hacemos directamente con los consumidores. Y bueno, esto nos da muy buenos resultados”.

“En este momento estamos a mitad de máquina por todo este tema de la incertidumbre que hay en cuanto a precios. Ya cayó bastante, pero bueno, seguimos trabajando, seguimos llegando a los consumidores, tenemos una yerba de excelente, calidad, que es barbacuá, con el sistema de barbacuá tradicional, con un espaciamiento natural”.

  • ¿Cómo se hace la yerba Barbacuá? El método consiste en someter a la yerba mate a un proceso de secado lento entre 12 y 24 meses. Durante este tiempo, las hojas de la yerba mate son expuestas al calor del fuego de leña durante todo un día. Este proceso le brinda a la yerba un ligero sabor ahumado o tostado originado en la leña utilizada.