Desde este lado

Segundo traspié del ministro Caputo con sus Bopreal para importadores

Nacionales viernes 5 de enero de 2024

La segunda licitación de Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (BOPREAL), para importadores tuvo menos adhesión de la esperada por el ministerio de Luis Caputo: las empresas suscribieron 60 millones de dólares, lo que representa el 8 por ciento de los 750 millones de dólares que el Banco Central esperaba otorgar en la operación.  Así, el desempeño en esta nueva licitación fue peor que en la primera, en la que se adjudicó el 9 por ciento (68 millones de dólares).

 

 

EL BOPREAL es el título emitido por la autoridad monetaria para empezar a despejar el stock de deuda comercial de los importadores, que asciende a 62.000 millones de dólares entre bienes y servicios. Entre los factores que explican el poco interés, los analistas destacan la baja brecha cambiaria y las dudas respecto al tipo de cambio al que terminaría cotizando en el mercado secundario.

 

De acuerdo con las proyecciones del BCRA, una vez confeccionado y analizado el Padrón de Deudas Comerciales con el Exterior, se establecerán los montos máximos de emisión y las condiciones de adjudicación para los llamados a licitación de las Serie 2 y Serie 3 de los BOPREAL, lo cual se estima ocurra a partir de febrero de 2024.

 

El BOPREAL, el instrumento ideado por el Banco Central para resolver una de las cuestiones más sensibles de la entidad, la deuda de los importadores, sigue sin generar interés entre las empresas. En la segunda licitación del bono para el sector, la autoridad monetaria adjudicó ofertas por apenas 57 millones de dólares, con un monto total de licitación de 750 millones. Así lo confirmó la autoridad monetaria en un comunicado, en el que ratificó que se mantendrá el calendario previsto de operaciones hasta fin de enero para colocar la Serie 1 del bono por hasta 5.000 millones y que en febrero se avanzará con las Series 2 y 3.

 

La cifra adjudicada es incluso más baja que la adjudicada en el debut del BOPREAL la semana pasada, cuando el Central colocó 68 millones de dólares, también un monto muy por debajo de las expectativas. En ese momento, desde la entidad y también desde el sector importador, se adjudicó el pobre desempeño a la falta de claridad de la propuesta dada la rapidez con que se implementó y el solapamiento con la inscripción en el padrón de importadores creado. En ese registro, hasta el viernes pasado, se había anotado unas 1000 compañías.

 

Por eso, el Banco Central publicó el martes lo que denominó una “Guía para importadores: cómo suscribir los BOPREAL”, con toda la información necesaria para que las empresas que tengan deudas con proveedores del exterior anteriores al 12/12/23 puedan participar de las licitaciones de los Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre”. Desde el mercado, en tanto, la mirada es diferente.

 

Consideran que el bono “tiene problemas de diseño” que lo vuelven poco atractivo. Plazos largos y bajo rendimiento, con una cotización probable en el mercado secundario por debajo de la paridad que esperaba el equipo económico, en torno a 80 por ciento. Si bien algunos analistas privados coincidieron con esa estimación, otras proyecciones de valuación ubicaban el precio del título en entre 55 por ciento y 60 por ciento de paridad.

 

Lo concreto es que los bonos aún no se liquidaron por lo que no tienen todavía una cotización en el mercado, lo que podría funcionar como incentivo (o todo lo contrario) a suscribirlo en las siguientes licitaciones.

Fuente: El Destape