Desde este lado

Barrio Cruz del Sur: A la caza de una bomba de agua

Locales viernes 30 de abril de 2021

Los vecinos del barrio Cruz del Sur, cumplen 30 años de existencia. Es lo más parecido a un pueblo olvidado, pero es un barrio del oeste posadeño, también forjado por el Padre Juan Markievicz, fundador de Villa Cabello. Hoy, entre muchas necesidades lo que buscan es poder costear una nueva bomba de agua para alimentar, con su fuerza, a las 80 familias residentes.

La calle de ingreso al barrio es la 229. A mitad de camino entre Itaembé Guazú y el Parque Industrial.

Sistema de Información Geográfica municipal.

Una breve entrevista con la vecina María Luisa Ruiz Díaz, que desde su creación, forma parte del primer contingente de 28 familias que llegó a esta zona de la ciudad, a instancias del Padre Markievicz. Nos recibió y nos permitió conocer algo de su historia.

-¿Los visitan periodistas de vez en cuando?

No, acá no viene nadie. Solamente cuando entregaron viviendas IPRODHA vinieron periodistas y de eso hace 22 años más o menos.

Cruz del Sur empezó por el Padre Juan Markievicz. Él nos contó que una noche salió afuera a mirar las estrellas y vio la cruz. Cuando estuvo convencido vino a decirnos “Este barrio se va a llamar Cruz del Sur”.

-¿Quiénes eran estas 28 familias que habitaron este lugar por primera vez?

Nos conocíamos de la Chacra 245, estábamos en situación de calle. Y el Padre pasaba seguido por donde estábamos porque iba a la Parroquia San Benito. Un día se detuvo y me preguntó “¿Hija a ustedes les gustaría tener una vivienda?”; le respondí “Sí Padre, queremos tener un terreno pero no tenemos plata”. El Padre Markievicz me respondió “todos los que están acá vayan a la misa y ahí yo les voy a comentar algo”.

En la Misa, el Padre nos dijo “ahora ustedes tienen vivienda pero tienen que trabajar para tener la casita de ustedes”. Así fue la historia.

-¿Estamos hablando de fines de los 80?

Sí señor, así es.

-Parece una ciudad aparte. Está como muy separada del gran Posadas

Estamos muy separados es cierto.

-Se acercan épocas de campaña y me obliga a preguntarle si tienen demandas para hacerles a los candidatos que probablemente los visiten. ¿Le cumplieron una promesa de campaña alguna vez?

Lo que yo pedí sí cumplieron. Yo les pedí cocina, les pedí anafe y ellos me trajeron. Porque tengo un comedor que funciona los sábados.

Al principio recibía alimentos del Ministerio, pero tenía que sacar de mi bolsillo para traer la mercadería para la gente. La cuestión es que trabajé décadas en los comedores pero como la ayuda era poca tuve que cerrarlo.

-Nobleza obliga ¿Quién fue el candidato que le cumplió?

Fue Joaquín Losada. Él me dijo “yo te voy a dar el comedor de los sábados” y así empecé otra vez con el comedor y todavía tengo.

-¿Y en esta campaña? Si se acercan candidatos ¿Qué les pediría?

Ahora necesitamos que nos arreglen el agua para todos. Porque la bomba no funciona. Funciona muy lenta y tenemos dos pozos pero nos falta la bomba.

-¿Samsa? ¿El EPRAC?

Nosotros no tenemos a Samsa acá. La gente acá no quiere que llegue Samsa porque dicen que es muy caro. Si ni a mí me pagan el agua, a veces tengo que poner de mi bolsillo para pagar la luz que nos cuesta la bomba.

-¿A qué se dedican los vecinos de Cruz del Sur mayoritariamente?

Acá tenés albañiles, personal doméstico, chicas que trabajan en cooperativas, etc.

¿Y estudiantes?

Sí. Hay cantidad de chicos estudiando.

-¿Y chicos o chicas que se hayan recibido? ¿Qué hayan ido a la universidad?

No. Pero tenemos una chica que se recibió de veterinaria aunque no nació acá sino que vino a vivir un tiempo a Cruz del Sur. Los que nacieron acá, ahí quedaron todos con familia. Nada más (se ríe).

María Rosa Ruiz Díaz junto a su nieta. Posando frente a la puerta de su casa.