Desde este lado

Con 34 países representados y 15 mandatarios: todo listo para la cumbre de la Celac

Nacionales jueves 19 de enero de 2023

A este año de presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el Gobierno de Alberto Fernández buscó convertir a este foro -que solo existía muy laxamente desde 2010- en el principal escenario de discusión política, económica y social de la región, y, desde esa plataforma, convertirse en la voz de América Latina y el Caribe en el mundo. La cumbre de jefes de Estado y Gobierno del próximo martes y miércoles en Buenos Aires es un paso central en esa estrategia, especialmente en un momento de mucha convulsión política en el vecindario. Por eso, la participación y el apoyo al flamante presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva será central, pero también la presencia de los Gobiernos de Venezuela, Cuba, Nicaragua y Estados Unidos en una misma mesa.

Casi la mitad de los miembros de la Celac estarán representados por su presidente o primer ministro y esto incluye al venezolano Nicolás Maduro y el cubano Miguel Díaz-Canel. En total son 15, además de dos vicepresidentes -de Costa Rica y El Salvador- y 13 ministros de Relaciones Exteriores. Solo habrá dos ausencias, según prevén desde Cancillería: las islas caribeñas de Antigua y Barbuda y Mancomunidad de Dominica.

Entre los mandatarios que llegarán el lunes o el martes que viene a Buenos Aires se destacan la mayoría de los sudamericanos: el boliviano Luis Arce, el chileno Gabriel Boric, el paraguayo Mario Abdo Benítez, el colombiano Gustavo Petro, el uruguayo Luis Lacalle Pou, la hondureña Xiomara Castro, entre otros.
Entre los invitados especiales, se destacan el presidente chino, Xi Jinping, quien se espera participe con un mensaje grabado; el titular del Consejo Europeo, Charles Michel; el asesor presidencial especial para las Américas de Estados Unidos, Christopher Dodd; la canciller de Senegal, Aissata Tall Sall, como representante de la Unión Africana; el director general de la (organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura) FAO, Qu Dongyu; y una representante de la Asociación de naciones de Asia Sudoriental, cuyo nombre aún no se confirmado. Además, seguro habrá una representación de India, una de las potencias en ascenso con la que Argentina intensificó su cooperación durante la pandemia, y, quizás también de Indonesia. Estos dos últimos países son los presidentes pro témpores del G20 en 2023 y 2022, respectivamente.

Las ausencias que más se notarán serán la del mexicano Andrés Manuel López Obrador, un líder que no suele participar en cumbres internacionales, asunciones o encuentros multilaterales y envía a su canciller y uno de sus posibles sucesores, Marcelo Ebrard -con excepción de su relación bilateral con Estados Unidos, su vecino que condiciona sin dudas el presente y futuro económico mexicano-; y la del ecuatoriano Guillermo Lasso, quien adujo problemas de agenda, aunque no son pocos los que vincularon la decisión con la tensión que generó el otorgamiento de asilo político a una ex ministra de Rafael Correa que actualmente se encuentra en la embajada argentina en Quito. Desde el correismo, denuncian que su condena por corrupción es otro producto de lawfare; desde el Gobierno de Lasso, en cambio, defienden el proceso judicial y no le autorizan un salvoconducto para que abandone el país.

Otros dos mandatarios que no estarán serán el nicaragüense Daniel Ortega y la peruana Dina Boluarte. En el primer caso, hace años que está acosado por denuncias y reclamos internacionales por violaciones a los derechos humanos y represión contra la oposición. La segunda, en cambio, asumió hace apenas un mes y medio tras la destitución y detención de su antiguo compañero de fórmula, Pedro Castillo, y desde el primer día enfrenta una ola de protestas masivas que pide su renuncia, el cierre del Congreso y elecciones inmediatas. Ya suman más de 50 muertos en esa muerte, la gran mayoría por la represión policial.

El hecho que estos dos Gobiernos, el nicaragüense y el peruano, decidieran enviar a sus cancilleres aún en medio de estas situaciones internas y regionales tensas habla de la importancia que se le está dando a esta cumbre. Y razones no faltan.

Fuente: El Destape

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: