Desde este lado

Juicio Ovando II: el Tribunal y el Fiscal conocían que las niñas fueron abusadas por un yerno de la guardadora

Locales jueves 15 de octubre de 2020

Este jueves se llevó adelante una nueva audiencia en el juicio contra María Ovando, Marcos Iván Laurindo y Lucas Sebastián Ferreira y asoma un verdadero escándalo judicial.  En la jornada de hoy se supo que  Euvarta Godoy denunció por abuso sexual contra la nieta de María Ovando a su yerno Digno Monges Armoa por un hecho ocurrido el 15 de mayo de 2015. La denuncia coincide temporalmente con la realizada contra Ovando, Laurindo y Ferreira, los acusados en este juicio.

La defensa de Ovando planteó desde el inicio de la instrucción de esta causa que se debía investigar una hipótesis alternativa a la que privilegió la Fiscal Alderice, y que consistía en la posibilidad de que las niñas hubieran sufrido abusos sexuales en el ámbito de la familia de Euvarta Godoy, quien fue su guardadora desde que María fue encarcelada y hasta que volvió a obtener la guarda de las menores en 2013, y también es la guardadora actual.

Sin embargo, la fiscal Alderice decidió ubicar los hechos de abuso sexual contra una hija y una nieta de María Ovando en su ámbito familiar y en el período de tiempo que transcurrió entre la devolución de la guarda de las niñas, en marzo de 2013 y mayo de 2015, cuando las niñas fueron puestas nuevamente bajo la guarda de Euvarta Godoy, quien es además la denunciante en este caso.

Se robustece la hipótesis de la defensa

El pasado martes 13 de octubre le tocó a la Sra. Godoy testimoniar en el juicio, y allí reveló que había denunciado a uno de sus yernos por intentar abusar de una de las niñas a su cargo. Ese hecho, que nunca había sido traído a la causa actual, motivó el pedido de la defensa de que se requiera la denuncia que dijo haber hecho la Sra. Godoy.

Para sorpresa de la defensa, se revela en esta audiencia que no solamente hubo una denuncia, sino que el Sr. Digno Monges Armoa fue condenado por abuso sexual simple contra la nieta de María Ovando. Tanto el juez de instrucción como el Fiscal y los miembros del tribunal que condenó a Monges Armoa son los mismos que actúan en esta causa, por lo que todos conocían que las niñas fueron abusadas en el ámbito de la familia guardadora, hipótesis que se negaron a investigar a pesar de los reiterados pedidos de la defensa de Ovando y de elementos que surgen de los testimonios recabados en la causa actual, lo cual confirma el carácter persecutorio contra María Ovando de este proceso.

Dudas y omisiones

En la denuncia presentada el día 16 de mayo de 2015,  Euvarta Godoy refirió que el día anterior en la casa de una de sus hijas, ámbito al que concurrían con frecuencia las hijas y nieta de María Ovando cuya guarda se le otorgó, su yerno Monges Armoa fue encontrado abusando de la mayor de las niñas. Según relata Godoy en la denuncia, su yerno huyó del lugar y la niña fue encontrada con la ropa interior y el pantalón bajados.  Cuando se le interrogó por lo ocurrido, la niña habría manifestado que Monges le estaba tocando las partes íntimas y le había ofrecido 100 pesos  “para ir afuera”. En la misma denuncia, Godoy relató que su nieta, hija de Monges Armoa, había manifestado que era habitual que su padre le hiciera ese tipo de cosas. Posteriormente, Godoy retiró la denuncia contra Monges por los hechos contra esa niña.

Sorprendentemente, el médico policial no  realizó revisión alguna sobre la víctima, quien tampoco fue revisada posteriormente por el Cuerpo Médico Forense, por lo que cabe la duda acerca del carácter del abuso contra la niña.

Tampoco se realizó en ese caso la testimonial de la niña en Cámara Gesell, por lo que no se puede determinar si habían ocurrido otros episodios de abuso en ese ámbito y con esa persona.

Sin embargo, a la misma niña  se la sometió a Cámara Gesell en la causa contra Ovando, Laurindo y Ferreira solo once días después, el 27 de mayo de 2015, donde llamativamente nunca se mencionó lo ocurrido con Monges Armoa.

Nueva Cámara Gesell

A raíz de los hechos que fueron surgiendo a partir del testimonio de Euvarta Godoy, el Fiscal Rodriguez había solicitado ayer que se realice una nueva entrevista en Cámara Gesell a la nieta de María Ovando, para ser interrogada por el Cuerpo Médico Forense.

 Godoy sostuvo en su testimonio que una de las niñas ahora a su cargo había sido seriamente lesionada como consecuencia de los abusos que había sufrido en el tiempo en que estuvo a cargo de María Ovando.

Sin embargo, esas afirmaciones son cuestionadas por la defensa, ya que todo el tiempo en que Ovando tuvo a sus hijas y su nieta en guarda estuvo sujeta al control de la jueza de Familia, Dra. Margarita Potschka, quien ordenaba exámenes médicos periódicos sobre las niñas. De ningún informe médico realizado en ese tiempo surge la existencia de lesiones de esa naturaleza.

La entrevista en Cámara Gesell a la nieta de María Ovando se realizó en horas del mediodía de hoy, y el  martes 20 la perito de parte, Lic. Solange Bureau presentará el informe que realizará con sus observaciones sobre la misma.

El juicio oral continuará la semana que viene y se prevé que el día miércoles 21 se realicen los alegatos. En esa instancia, María Ovando tomará la palabra para dar su versión de los hechos.