Locales

Detienen en Garupá a un contratado del Concejo Deliberante por el rapto de una estudiante en Ñu Porá.

Por Alcides Cruz

Un contratado del Concejo Deliberante de Garupa, fue detenido e incomunicado bajo la sospecha de ser el presunto raptor de la niña de 15 años, en las inmediaciones del colegio secundario BOP 35 de Ñu Porá.

El hombre de 57 años, de nombre Alejandro D. fue capturado por agentes de la brigada de investigaciones en el domicilio de sus suegros – Ñu Porá –  a donde habia ido por tramites familiares.

Horas más tarde allanaron su domicilio ubicado en la zona de la Costanera de Garupá en un procedimiento encabezado por el Juez Mattos.

Según fuentes la acción  judicial tuvo visos de desprolijidad manifiesta, con numerosa tropa policial, levantamiento de pruebas sin testigo de parte del propietario cuando estaba presente la esposa del encargado [enfermera de profesión] a quien NO permitieron ingresar a su propia casa. Tampoco hubo lectura del acta como es el debido proceso. No se sabe que se llevaron del domicilio.

Otro allanamiento tuvo lugar en la funeraria ubicada en la Ruta 12, en la esquina de Crucero del Norte. Si bien el apoderado del lugar es hermano del detenido, el comercio NO tiene ninguna vinculación con el hecho y deslinda su responsabilidad, según este medio pudo saber de fuente directa. Puso a disposición del Juzgado y los investigadores las grabaciones de cámaras de seguridad del local.

Allí NO se hace labor de tanatopraxia agregó la fuente. Todo este proceder policíaco va de la mano de la presunción del uso de un producto adormecedor en el ataque a la estudiante. En tal caso la aplicación de formaldehido, es propio de la actividad de marras.

El detenido es un hombre conocido en el medio politico por su antigua relación con el veterano ex Intendente Raul “Tito” Ripoll y su hijo el Intendente Luis Ripoll, le da otro perfil a la información.

Pero luego de la separación o desaveniencias politicas entre ambo, por el pase del veterano a las filas de Cambiemos, el hoy detenido quedó alineado en el PRO. Hete aqui su contratación en Concejo como asesor de un concejal de la línea.

Este medio hizo la consulta pertinente con el edil Rodolfo Kuczak que está al tanto de todo lo acontecido.

La única y aparente coincidencia general es la característica del vehículo, tipo cargo. Explicaron en la funeraria que en la actividad la unidad de traslado porta una camilla para llevar al óbito. La funeraria tiene sus camionetas ploteadas. El vehículo incautado NO. El detenido NO tiene nada que ver con la sociedad comercial ni hay relacion desde hace tres años al menos, explicaron.

Fuentes policiales dicen haber encontrado la famosa “máscara de jabalí” además de jeringas, un celular que sería del hijo del detenido.

La dueña de casa es enfermera por lo que el hallazgo de utensilios de la especialidad sería normal.

El asunto está lejos de ser esclarecido por ahora.

—La denuncia efectuada por José Antonio Correa ante la Comisaría 5ta de Garupá se encuadra en la investigación de un ” supuesto secuestro de menor”. El hombre  de 49 años se presentó a las 20.00 del miercoles para dar cuenta que su hija de 15 años, fue raptada a las 13.00  cuando iba camino a la escuela secundaria BOP 35 del barrio Ñu Porá. A una cuadra y media del colegio aproximadamente. Eso da a suponer un merodeo previo por la zona buscando una víctima al voleo y por descuido.

Un hombre de 40 años o mas, se avalanzó sobre la niña, aplicándole un trapo con una sustancia adormecedora (¿cloroformo?) y la introdujo en una camioneta de cargas, del tipo mediano (Kangoo o Partner) con las ventanillas tapadas por cartones. Conduciendo el vehículo blanco había otro sujeto con una máscara de jabalí. Había una camilla dispuesta en el furgón. Según el manual Kangoo el largo de la caja de carga es de 1,40 m.

Llama la atención que el secuestrador, con calvicie, estaba de remera blanca y jean en un día de baja temperatura. Le tapó la boca y la nariz para ahogarle los gritos. ¿Nadie vió o escuchó nada?

A la chica la bajaron en un domicilio con los ojos obturados por una aparente cinta adhesiva. En una cama le sacaron sangre del brazo izquierdo. El “extraccionista” fue reconocido por la víctima por su acento portugués. Tras varias horas, la jovencita fue liberada en calle Los Yerbales entre Claveles y Azalea del B° Ñu Pora, lejos de su casa.

Las evaluaciones médicas en el Hospital Madariaga asentaron hematoma compatible con la extracción de sangre.

—La causa fue radicada en el Juzgado de Instrucción Nro 7, de turno a cargo del Dr. Mattos. Este medio logró hablar mínimamente con José, el papá de la víctima y nos comentó que la niña estaba en el obvio estado de shock por la violencia vivida. Desde la policía hay un cerrado hermetismo y sólo se dice que el hecho está bajo investigación.

Con el clima enrarecido y preocupante que se desprende del caso del niño correntino, crean una atmósfera inquietante y desatan conjeturas.

¿Por qué esta pasando este tipo de ataques sobre la integridad de niños y niñas? Un halo de misterio rodea a este accionar de personas con aspectos groseros con tatuajes o máscaras de jabalí propio de las películas.

¿Para qué le sacarían sangre a una jovencita?

Al caso de Ñu Porá hay que sumarle el reciente intento de secuestro de una niña de 10 años en Candelaria.

¿Acaso es un andamiaje de temor social hecho a propósito para tener en vilo a la población? La logística, los acentos extraños de los raptores.

Fuente: El Vecinal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos Relacionados

Volver al botón superior

Adblock Detectado

POR FAVOR DESACTIVE SU BLOQUEADOR DE ANUNCIOS, ESTE MEDIO SE FINANCIA CASI EN SU TOTALIDAD CON PUBLICIDAD, MUCHAS GRACIAS