Internacionales

Rusia sigue con máxima atención cumbre de OTAN en Washington

Las naciones que integran la OTAN han invertido unos 43.000 millones de dólares anuales en asistencia a Ucrania desde que Moscú desplegó la operación militar especial para proteger a la población de origen ruso del Donbás. Foto: EFE

La OTAN ha declarado abiertamente que Rusia es su enemigo y hay que asestarle una derrota estratégica en el campo de batalla.

El portavoz de la Presidencia de Rusia, Dmitri Peskov, manifestó que el Kremlin sigue con máxima atención el desarrollo de la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que inició este martes en la capital estadounidense, Washington.

Durante su habitual rueda de prensa, Peskov enfatizó que Moscú estará atenta al desarrollo de la reunión (que coincide con el aniversario 75 del bloque militar), pues «ustedes saben que es una alianza que considera a Rusia un enemigo, un adversario», subrayó.

Añadió que en su euforia belicista, la OTAN «ha declarado abiertamente el objetivo de asestar a Rusia una derrota estratégica en el campo de batalla». Recordó que «participa directamente en el conflicto ucraniano del lado de Ucrania», por lo que su país seguirá atentamente «la retórica que se emplee, las negociaciones, las decisiones que se adopten y se pongan en papel».

En particular, Rusia seguiría en detalle asuntos como la transferencia a Ucrania de cazas F-16, sistemas antiaéreos y las declaraciones sobre el uso por Kiev de misiles occidentales.

La Cumbre, que concluye el jueves, está centrada en el apoyo militar de la OTAN a Ucrania para crear una cabeza de playa contra Rusia, violando compromisos hechos por líderes occidentales a finales del siglo XX de que su maquinaria de guerra no se expandiría hacia el este.

Días atrás, el secretario general saliente de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró que las naciones que la integran han invertido unos 43.000 millones de dólares anuales en asistencia a Ucrania desde que Moscú desplegó en febrero de 2022 la operación militar especial para proteger a la población de origen ruso del Donbás y desnazificar-desmilitarizar a Kiev.

Ante la Cumbre, Stoltenberg dijo que el mayor riesgo que enfrenta la alianza es que Rusia gane en el campo de batalla. No podemos permitir que eso ocurra -refirió- pues «no solo envalentonaría al presidente (ruso Vladimir) Putin, sino también a otros líderes autoritarios de Irán, Corea del Norte y China», añadió en tono insolente.

El secretario de Estado de los EE.UU., Antony Blinken, anunció este miércoles que la transferencia de cazas F-16 a Ucrania concluirá este verano. Más temprano, la Casa Blanca difundió un comunicado conjunto de los líderes de Dinamarca, Países Bajos y los EE.UU., quienes refirieron que suministrarán escuadrones completos de F-16 a Urania.

Meses atrás, Rusia afirmó que la transferencia de esos aviones será tomada como una provocación de los EE.UU. y la OTAN. La vocera de la Cancillería rusa, María Zajárova, expresó durante esta jornada que Washington está al frente de una «banda de guerra».

Al respecto, el vicecanciller ruso Andréi Rudenko aseguró que su país tomará medidas para garantizar su seguridad. Añadió que los nuevos contactos con Ucrania para solucionar por vía diplomática el conflicto tendrán lugar cuando Kiev adopte una postura realista y no subordine su política a Occidente.

Fuente: teleSURtvNet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos Relacionados

Volver al botón superior

Adblock Detectado

POR FAVOR DESACTIVE SU BLOQUEADOR DE ANUNCIOS, ESTE MEDIO SE FINANCIA CASI EN SU TOTALIDAD CON PUBLICIDAD, MUCHAS GRACIAS